El emprendimiento femenino creció el doble que el masculino en 2018

Las mujeres han encabezado en los últimos años la recuperación del número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). A pesar de que el colectivo lleva unos años en positivo y que en 2018 creció el número de autónomos, las cifras siguen lejos de los niveles previos a la crisis. Y es que, en mayo de 2008 España contaba con 3.409.008 mientras que el 2018 se cerró con 3.253.039 autónomos, es decir, 155.969 menos. Sin embargo, cabe destacar que la evolución del colectivo de trabajadores autónomos en España ha sido muy desigual en el caso de hombres y mujeres. De hecho, el número de autónomas ya se recuperó en 2015, se afianzó en 2016 y 2017, y en 2018 pasó a ser definitivamente el impulso principal.

Ya hay más autónomas que antes de la crisis, en concreto 52.878 autónomas más. Sin embargo,el número de varones afiliados al RETA  sigue estando por debajo de las cifras de antes de la crisis, en concreto hay 208.849 autónomos menos que en mayo de 2008. “No cabe duda de que las mujeres autónomas están siendo las protagonistas de la recuperación económica y la generación de empleo. Si el RETA ha crecido e incrementado el número de autónomos es por su impulso. El crecimiento de autónomos en España es en femenino. Los negocios liderados por mujeres se mantienen más en el tiempo y han conseguido superar los niveles previos a la crisis. Sin embargo, el número de varones autónomos sigue siendo inferior a las cifras de antes de la crisis, aunque en un año se haya recuperado casi en 24.000 el número de hombres afiliados, su recuperación e impulso es mucho más lento que el de las autónomas”, apuntó Candela Carrera, responsable del área de mujeres de ATA.

El número de trabajadores autónomos en España ha pasado de los 3.409.008 registrados en el RETA en mayo de 2008 a los 3.253.039 en diciembre de 2018, lo que se traduce en un descenso del 4,6%, es decir, 155.969 trabajadores por cuenta propia menos. Sin embargo, por sexo, las cifras son positivas para las mujeres. Mientras que el número de autónomas ya está en signo positivo, aún hay 208.849 autónomos varones menos que en mayo de 2008. Concretamente, hay 52.878 afiliadas más que hace una década, lo que supone un crecimiento del 4,8%,.

El año pasado esta diferencia era de 19.944 autónomas y en 2015 de un tercio de la cifra actual (7.579 autónomas más entre mayo de 2008 y diciembre de 2015). Y es que sólo en 2017 se han sumado al RETA 4.087 autónomas.En el conjunto de 2018, el crecimiento registrado por las mujeres duplicó al de los varones. Así, el ritmo de crecimiento de las mujeres durante 2018 fue del 2,6% frente al 1,2% de los varones. Además, de los 52.725 trabajadores por cuenta propia que se sumaron al RETA en el conjunto del año, el 54,7% fueron mujeres y el 43,3% varones.

Las autónomas son las protagonistas de la recuperación del colectivo

Aunque el crecimiento de mujeres y su evolución en la última década sea positivo a nivel nacional, con un número total de 52.878 nuevas afiliadas en los últimos diez años, no todas las comunidades siguen esta linea positiva. Galicia lidera la pérdida de autónomas a nivel nacional en la última década, al registrar un descenso del 13,2% de sus autónomas, es decir, 13.289 mujeres autónomas menos que al inicio de la crisis. Se trata de la única comunidad autónoma donde la pérdida entre el colectivo femenino ha sido superior a la de los hombres.

Además de Galicia, hay cuatro comunidades donde aún no se ha recuperado el nivel de empleo autónomo femenino previo a la crisis, aunque en todas ellas la pérdida de autónomas es inferior a la registrada por los varones. Estamos hablando de Asturias, con un 10,2% de autónomas menos que en mayo de 2018, Cantabria con una perdida de un 4,4% de afiliadas, Castilla y León con un 2,8% menos de autónomas y País Vasco, que aún cuenta con un descenso del 2,4% de las afiliadas al RETA que había al comienzo de la crisis económica.

Sin embargo, el resto de comunidades autónomas no sólo han logrado recuperar los registros previos a la crisis sino que suman afiliadas al RETA. Canarias lidera el incremento en la última década, las autónomas crecieron un 24,9% en diez años, mientras que los varones registraron un crecimiento de un 1%. Le sigue en impulso emprendedor femenino la Comunidad de Madrid dónde las autónomas han crecido un 19,4%, y  Andalucía, comunidad dónde se han afiliado un 14,7% más de mujeres.

 Las mujeres representan el 54,7% del crecimiento de autónomos

A pesar del fuerte descenso de autónomos durante la crisis, en 2018 se continuó la tendencia iniciada hace cinco años y el número de nuevos autónomos se situó en positivo. Concretamente, el RETA sumó en 2018 un total de 52.725 trabajadores por cuenta propia. El crecimiento de autónomos en España en 2018 se ha dividido en un 54,7% mujeres y 45,3% varones: 23.876 varones más y 28.849 mujeres de los 52.725 trabajadores por cuenta propia que se sumaron al RETA el año pasado. Es decir, uno de cada dos personas que se sumaron al RETA son mujeres y son ya el 35,6% del total del colectivo. 

Una vez más, el comportamiento registrado por las mujeres es muy superior y duplica al de los varones, cerrando 2018 con un crecimiento del 2,6% frente al 1,2% registrado por los hombres. Por comunidades, en 2018, Canarias es la que más autónomas ha ganado, con un aumento del 5,8%, junto con la Comunidad de Madrid que registró un 4,4% de mujeres afiliadas al RETA  y Andalucía, también con un 4,4% más. En cuanto a los varones, son Canarias con un incremento del 3,7%, Baleares con un 3% y la Comunidad de Madrid  con un 2,6%) las comunidades que se situaron en el conjunto de 2018 a la cabeza del crecimiento de autónomos.

Cabe destacar que hay dos comunidades que continúan con su particular descenso de cotizantes al Régimen de Autónomos y no suman autónomos en 2018, ni hombres ni mujeres. Se trata de Galicia que cerró 2018 con un descenso de un 0,5% de sus emprendedoras y un 1% de sus varones y Asturias con un 0,3% menos de sus cotizantes autónomas y un 0,4% de varones menos.

Además, el informe elaborado desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos( ATA) con motivo del Día Internacional de la Mujer, muestra cómo el peso de la mujer autónoma en España, a 31 de diciembre de 2018, es aún inferior al de los varones y representan el 35,6% del total de autónomos registrados en el RETA. Es decir, uno de cada tres autónomos en España es mujer.Por comunidades, todas ellas siguen este mismo esquema, donde el peso de los autónomos varones es muy superior al de las mujeres. Galicia y Asturias son las comunidades donde el empleo autónomo femenino tiene mayor peso y supera la barrera del 40% del total de autónomos, un 41,3% y 41%, respectivamente. Por encima de la media nacional se encuentran también Cantabria (38% de autónomas) y País Vasco (37,46%).

En el otro extremo, Castilla la Mancha es la comunidad autónoma donde menor peso tienen las mujeres con respecto al total de autónomos a pesar de sumar un 7,7% de autónomas en la última década. Concretamente, en la comunidad manchega, las autónomas representan el 30,8% del colectivo, frente al 69,2% de los varones.

La mujer autónoma en UE representa el 32.3% del total del colectivo

El informe elaborado desde ATA desglosa por octavo año consecutivo la distribución de los autónomos europeos. Para ello, tomando los datos ofrecidos por EUROSTAT, compara el peso de las mujeres autónomas en España en relación al resto de países de la Unión Europea.

ATA considera relevante comparar la situación de la mujer autónoma en España respecto al resto de países europeos. En comparación con la Unión Europea cabe destacar que los datos que arroja España en cuanto al porcentaje de mujeres son ligeramente más halagüeños: las mujeres representan el 33,6% del total de autónomos en España, frente al 32,3% que representan de media en Europa. Nuestro porcentaje es también mejor que los que arrojan países como Italia (30%) o un poco por debajo a los de Reino Unido (33,1%) y Francia (33,4%). De los países analizados, en los que las mujeres autónomas tienen menor peso son Malta (22,6%), Irlanda (23,2%), Estonia (26,8%), Suecia (27%), Rumanía (28,2%) y Dinamarca (29,8%).

De vuelta al ámbito nacional, el informe elaborado por ATA analiza el colectivo de autónomos extranjeros, que ya suponen el 10,2% del total del colectivo. Por primera vez, logran superar la barrera de los 300.000. Son ya 326.185 los autónomos de fuera de nuestras fronteras cotizando al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en España, donde el 36,6% son mujeres (frente al 35,6% en el conjunto del RETA).

Por comunidades autónomas, Extremadura es la comunidad que cuenta con mayor peso de las autónomas extranjeras sobre el total de autónomos extranjeros: el 44,1% del total de autónomos extranjeros de la región son mujeres, seguidas de las comunidades de Galicia (42,3%), Asturias (41,6%) y Castilla y León, donde las emprendedoras foráneas representan el 41,2% del total de autónomos extranjeros. En el extremo opuesto, se sitúan Navarra y País Vasco, donde el peso de las emprendedoras foráneas, sobre el total de extranjeros de sus respectivas regiones, es menor: del 29,7%, en el caso de Navarra, y el 29,5%, en el del País Vasco.

El comercio concentra a una de cada cuatro autónomas

En cuanto al total de autónomos en España, cabe destacar notables diferencias por sexo, si se analiza el sector de actividad: mientras que la construcción es el sector de actividad del 16,2% de los autónomos varones españoles, sólo es el del 1,2% de mujeres. Las mujeres autónomas son más numerosas que los hombres en los sectores del comercio (27% mujeres y 19,8% varones), hostelería (9,9% mujeres y 8,1% varones), actividades profesionales, científicas y técnicas (10,4% mujeres y 7,8% varones), actividades sanitarias (6,4% mujeres, 2,3% varones), actividades administrativas (4,5% mujeres y 3,6% varones), educación (5,2% mujeres y 2% hombres), actividades financieras y de seguros (2,7% mujeres y 1,8% varones), actividades artísticas y de entretenimiento (2,7% mujeres y 2,4% hombres) y actividades inmobiliarias (1,5% mujeres y 0,9% varones).

Así, a parte de la construcción, los varones son más numerosos porcentualmente que las mujeres en agricultura (que acoge al 12,8% de los autónomos varones, frente al 9,2% de mujeres), transporte (10,3% de los varones y únicamente el 1,7% de las autónomas), industria (5,2% del total de autónomos varones y 2,9% en el caso de las mujeres) e información y comunicación, sector que acoge al 2,4% de los varones que trabajan por cuenta propia y al 1,2% de las mujeres.

Por lo tanto, una de cada cuatro mujeres dadas de alta como autónomas se encuadra dentro del sector comercio. Además, una de cada dos, el 47,3%, estarían ejerciendo su actividad dentro del comercio (27%), actividades profesionales (10,4%) y hostelería (9,9%). “Las mujeres autónomas se decantan por sectores como el comercio y la hostelería. Este informe muestra que son oficios mayoritariamente dirigidos por mujeres y precisamente dos de los sectores fundamentales en nuestra economía, creadores de empleo y generadores de riqueza”,  explicó Candelaria Carrera.

“También hay que reseñar que las mujeres no se quedan en el cliché y destacan de igual forma en las actividades que ahora tienen un mayor empuje como son las científicas, profesionales y técnicas y en educación y servicios sanitarios. La participación de la mujer en el mercado laboral es esencial. Donde ellas emprenden, la economía crece y ese sector se refuerza” concluyó la responsable del área de mujer de ATA.

La mayoría de las autónomas tienen entre 45 y 54 años

Si nos fijamos en la edad de las mujeres autónomas hay destacar que es en el grupo de edad de entre 45 a 54 años donde más autónomas hay. De las 1.159.620 mujeres autónomas cotizando en el RETA, un total de 359.166 tienen entre 45 y 54 años, aunque son en el grupo de 25 a 34 años donde más presencia tienen respecto a sus compañeros varones, son el 38,7% de los autónomos de esa franja de edad.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), ha realizado un estudio de los datos, desagregándolos por sexo. De ellos, se desprende que el porcentaje de mujeres en activo es once puntos inferior a la de los hombres (53,1% en mujeres frente al 64,5% de los varones). En cuanto a la tasa de paro, ésta es ligeramente superior entre las mujeres que entre los varones, concretamente se sitúa en el 16,3% entre las mujeres frente al 12,9% entre los hombres.

En cuanto a los sectores de actividad del conjunto de los trabajadores, los servicios son el sector mayoritario en ambos sexos, aunque en el caso de las mujeres alcanza el 88,7% del total. En el resto de sectores, el porcentaje de varones supera al de mujeres, siendo el caso más notable el de la industria, que concentra al 18,6% de los varones en activo, frente a tan solo el 7,8% de mujeres.

Las tasas de actividad siguen por debajo y tiene complicado el acceso al mercado de trabajo. «Si tenemos en cuenta que las mujeres son las responsables del 54,7% del crecimiento de autónomos  en 2018, desde ATA consideramos importante que se priorice en políticas específicas que apoyen el emprendimiento y la consolidación del autoempleo femenino. El autoempleo es una salida digna y real para la mujer en España sin distinción de edad ni nacionalidad y que reduce la brecha salarial. El empleo por cuenta propia canaliza perfectamente el talento femenino que tanto necesita la economía española para culminar la salida de esta crisis que tantos negocios se ha llevado por delante y en todos los sectores de nuestra economía” concluyó Candelaria Carrera.

ANA RIAÑO

Las autónomas cobran hasta 522 euros menos de prestación por maternidad que las asalariadas

A la brecha en pensiones entre quienes trabajan por cuenta propia y los que lo hacen por cuenta ajena se añaden el resto de las prestaciones y, en concreto, la maternidad y la paternidad. El pasado año, la Seguridad Social destinó 102,14 millones de euros de euros a abonar las ‘nóminas’ de las madres del RETA  (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y 45,31 millones de euros a las de los padres. Suman 147,45 millones de euros entre ambas prestaciones que se perciben por el nacimiento de un hijo. Esta cantidad apenas supone un 7,6% del total acumulado por la de los trabajadores del Régimen General, que se elevó hasta los 1.942,97 millones de euros (1.468,53 millones de euros para las madres y 474,44 millones de euros para los padres). more «Las autónomas cobran hasta 522 euros menos de prestación por maternidad que las asalariadas»

¿Están obligados los autónomos a llevar un control horario de su trabajo? Estas son las excepciones

El control horario ha sembrado el caos entre las pymes y los autónomos. Dos meses después de su aprobación, la entrada en vigor de esta nueva normativa a pillado a muchos desprevenidos, y la falta de un desarrollo en condiciones de la ley solo ha servido para que cada vez haya más dudas entre las empresas. more «¿Están obligados los autónomos a llevar un control horario de su trabajo? Estas son las excepciones»

Qué es un falso autónomo y ejemplos recientes

Entendemos por falso autónomo a la figura desarrollada por algunas empresas para ahorrar costes. A través de la misma, los trabajadores están inscritos en el Régimen Especial para los Trabajadores Autónomos (RETA) pero trabajan para la empresa como si fueran empleados por cuenta ajena.

Tienen esta denominación porque están en una situación falsa, ya que no son propiamente autónomos puesto que no gozan de autonomía en su trabajo sino que dependen directamente de las directrices del empresario o del jefe correspondiente. more «Qué es un falso autónomo y ejemplos recientes»

Los autónomos crecen cinco veces menos que hace un año

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año deja datos cuanto menos preocupantes. Entre enero y marzo de 2019 se destruyeron 93.400 empleos, la mayoría de ellos en el sector servicios que es el que cuenta con un mayor número de autónomos. Además, 49.900 personas pasaron a engrosar la lista de demandantes de empleo, siendo el peor registro desde 2013. Con ello la tasa de paro se eleva hasta el 14,7% alcanzándose los 3.354.200 millones de parados.

Respecto al colectivo de autónomos los datos tampoco mueven al optimismo. Pese a registrar un incremento de 1.600 trabajadores por cuenta propia durante el primer trimestre del año, éste es muy inferior al registrado en 2018, cuando se registraron 6.000 más. Esto significa que el colectivo crece a un ritmo cinco veces inferior al que lo hacía hace tan sólo un año. Si limitamos el periodo a los meses de enero, febrero y marzo, el número de emprendedores apenas aumentó en 200.

“Con estos datos no hay motivo para celebrar nada. Aunque hay que señalar como datos positivos dos aspectos: el empleo cae menos que en el mismo trimestre de 2018, cuando se perdieron 124.200 empleos, y aumenta la contratación indefinida”, ha señalado Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). En concreto el número de trabajadores con contratos sin fecha de término se incrementó a lo largo del trimestre en 89.900, frente a la caída de aquellos que permanecen en el quiste la temporalidad del mercado laboral de España, 185.800 menos. Ambas cifras estarían relacionadas con los efectos del Plan Director por un Trabajo Digno por el que se han reconvertido 61.445 contratos temporales en indefinidos es decir, el 68% del total en el que se ha aumentado la citada contratación indefinida.

En el análisis por sectores, el privado fue el que más empleo destruyó, concretamente 96.100 personas vieron como se rescindían sus contratos en los tres primeros meses de 2019. De éstos en torno al 10% se corresponde con los autónomos empleadores, que registran un acusado descenso, 9.300 menos que en diciembre de 2018. Las cifras son un síntoma de que la ralentización económica ya cala en el mercado laboral. Asimismo, no hemos olvidar los posibles efectos adversos derivados de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 900 euros al mes, que entró en vigor el pasado mes de enero, y de cuyo impacto negativo ya advirtieron organismos como la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), Banco de España y BBVA.

Por otra parte, las incertidumbres tanto externas (guerra comercial, frenazo del crecimiento en Alemania, volatilidad del precio del petróleo…) como internas (elecciones generales, autonómicas y municipales) frenan la creación de nuevos puestos de trabajo entre los autónomos y los pequeños empresarios. «Generar un clima de estabilidad, de seguridad jurídica y de certidumbre es fundamental para la generación de empleo, y éste debe ser uno de los primeros objetivos que se tiene que marcar el próximo Gobierno” apunta Lorenzo Amor. “El Gobierno que salga de las urnas el próximo domingo tiene que afrontar reformas que incentiven la generación de empleo y el emprendimiento”.

Más hogares con todos sus miembros en paro

De la EPA del primer trimestre del año preocupan además otros datos. En los tres primeros meses del año el número de hogares con todos sus miembros en paro creció un 3,41%, lo que en términos absolutos supone 35.900 más. Sin embargo, el numero de hogares en los que todos sus miembros están ocupados descendió en 10.526 (-0,41%). Si atendemos a la edad de los trabajadores en activo, se producen las caídas entre los jóvenes menores de 30 años (un 12,6% o 61.900 en términos absolutos) y en el segmento de los adultos de entre 35 y 44 años (2,31% o 69.400). Esto significa que el poco empleo que se creó (37.900 nuevos puestos de trabajo) recayó entre los mayores de 45 años.

Respecto a la cifra de 600.000 empleos creados en los últimos doce meses resaltado por el Ministerio de Economía en rueda de prensa, hay que tener en cuenta que el 78,3% (469.900) se crearon durante el primer semestre de 2018, cuando aún gobernaba el Partido Popular. No obstante, y pese a la patente desaceleración, el mercado de trabajo cerrará con signo positivo. Así desde Cámara de España, auguran que la tasa de paro descenderá este año hasta el 13,5% y que se generarán 316.000 puestos de trabajo. A este respecto desde la entidad cameral apelan a «la necesidad de revisar la eficacia de las políticas activas de empleo, mejorar la adecuación de la capacitación de los trabajadores a las necesidades del mercado, o reducir la burocracia asociada al proceso de contratación laboral, entre otras cuestiones». En definitiva, mejorar la productividad del trabajo con reformas estructurales en el ámbito de la formación, impulsar la transformación digital de los autónomos y de las pequeñas empresas que conforman el 98% del tejido empresarial de España. Asimismo, reclaman que «la modernización del mercado laboral se acompañe de otras medidas que aporten mayor certidumbre, tanto desde el punto de vista político como económico».

Vía: Autónomos y Emprendedores

¿Por qué los autónomos nunca se ponen enfermos?

El mito de que el autónomo no se pone enfermo ha calado hondo en nuestro país. Por supuesto que el trabajador por cuenta propia padece resfriados, estrés, ansiedad, entre otras muchas enfermedades. Sin embargo, esta leyenda responde a datos que sí son ciertos. Los autónomos cogen la mitad de bajas por enfermedad que los asalariados según cifras de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). En la misma línea, un informe reciente de Orange aseguró que son tan sólo nueve de cada 1000 los trabajadores por cuenta propia que solicitan la prestación por enfermedad temporal. Es más, el 71% nunca se ha dado de baja. ¿Por qué? more «¿Por qué los autónomos nunca se ponen enfermos?»

Tarjetas de visita, ¿por qué se resisten a morir en el entorno profesional?

No son tan habituales como antes, pero lo cierto es que las tarjetas de visita están lejos de desaparecer en los entornos profesionales. Parece mentira que en un mundo tan volcado en la tecnología como el actual, digitalizado en muchos ámbitos mantenga las tarjetas de visita como un vestigio del siglo pasado que se resiste a morir.
Pero lo cierto es que la tecnología no ha resuelto adecuadamente la necesidad de intercambiar los datos de contacto de una forma directa, ni siquiera incorporando NFC a las propias tarjetas. Estamos más conectados que nunca, pero no existe una aplicación universal, que todo el mundo utilice para mantener los datos de contacto de su entorno profesional. more «Tarjetas de visita, ¿por qué se resisten a morir en el entorno profesional?»