La peculiar estrategia de Google para contratar al mejor talento

En Google se toman su tiempo con los procesos de selección, pero merece la pena: el fantástico equipo humano con el que cuentan asegura en gran parte su éxito. Pero ¿cómo consigue Google contratar al mejor talento? Te explicamos su peculiar estrategia.

Detrás de toda gran compañía hay un gran equipo. Titanes tecnológicos como Google cuentan con los mejores ingenieros y desarrolladores que dan vida a los productos que después mueven los destacables departamentos de marketing, ventas y comunicación.

El elevado salario que ofrece Google no es lo único que les asegura tener el mejor talento dentro de la compañía. La clave está en la estrategia que usan en Google para contratar candidatos.

En la mayoría de empresas los procesos de selección consisten en una prueba o llamada telefónica, una entrevista presencial con un reclutador, y la decisión final probablemente la tome una persona. En la compañía de Mountain View los procesos son bastante lentos, pero en ello radica la clave de su éxito.

En Google un grupo entero de empleados tienen que dar el visto bueno al nuevo candidato, la decisión no se toma de manera individual. Podría describirse como un comité de contratación.

Estudios nos dicen que los equipos que tienen opiniones divergentes pueden tomar mejor decisiones menos sesgadas. Y esto también se aplica a la manera en la que tomamos decisiones de contratación” explicó la reclutadora senior Lisa Stern Haynes.

De esta manera, evitan equivocaciones a la hora de contratar nuevos candidatos, evitando que algún reclutador se decline más por un empleado por ser un conocido, tener más presión de tiempo o  simplemente realizar un mal juicio, entre otros.

Pese a ralentizar el proceso de contratación, desde el punto de Haynes merece la pena, ya que consigues contratar el mejor talento a la primera en vez de perder el tiempo apostando por empleados que después no encajan del todo.

El comité de contratación normalmente se compone de distintos líderes del departamento al que vaya a incorporarse el nuevo candidato, y van rotando entre cada 3 y 6 meses. Lo más curioso de todo es que el reclutador principal no forma parte del comité.

Entonces ¿cómo toman la decisión? El reclutador principal entrevista al candidato y rellena un formulario detallado sobre el candidato, sus recomendaciones, la entrevista, etc. Después el comité se encarga de revisar el formulario y toma la decisión de manera objetiva e imparcial. No solo analizan si cubrirá las necesidades inmediatas del puesto, sino también si dicho candidato beneficiará a la empresa a la larga.

Escrito por Christiane Drummond

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *