¿Cómo gestionar tus impuestos si eres autónomo en España?

El dolor de cabeza más habitual de todos los autónomos en España llegaba al momento de gestionar sus impuestos. Ahora todo eso cambió, especialmente cuando comenzaron a salir los tutoriales para rellenar el modelo 130, como es el caso de la herramienta “Declarando”, una herramienta web fácil y sencilla de usar, y además con una opción gratuita que tiene muchas funcionalidades. No necesitarás tener amplios ni profundos conocimientos fiscales y lo puedes hacer en la comodidad de la casa o la oficina.
Evitar inconvenientes con Hacienda es una cuestión de ciudadanía. Cumplir con las cargas tributarias y que ellas se conviertan en bienes y servicios es una obligación por parte del Estado del que tenemos igualmente que estar pendientes. Por eso, queremos orientarte a la hora de cumplir con tus tributos.

¿Qué es el modelo 130 para gestionar tus impuestos?

El modelo 130 es un modelo de autoliquidación fraccionado del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas conocida también por sus silgas IRPF. Esta declaración se hace de manera trimestral, y el autónomo se encarga de aportar anticipos del 20% a cuenta de su declaración de la renta. Es decir, que por año se deben hacer cuatro anticipos quedando establecidas en las siguientes fechas:

  1. Primer trimestre del 01 al 20 de abril
  2. Segundo trimestre del 01 al 20 de julio
  3. Tercer trimestre del 01 al 20 de octubre
  4. Cuarto trimestre del 01 al 30 de enero

Estimaciones para gestionar tus impuestos siendo autónomo

Existe dos formas de tributar y son conocidas como estimación directa normal y estimación simplificada:

  • Estimación directa normal

Es aquella que se hace tomando como referencia el monto total del ingreso del primer trimestre. Este monto sirve como estimado o referencia de lo que posiblemente ingrese en el resto de los trimestres. De manera que, como autónomo tributarás en función de tu ritmo de facturación y de las actividades que desempeñas. Si el monto total, producto de la suma de los cuatro trimestres supera la cifra de 600.000 euros al año aplicas para esta estimación. De lo contrario aplicas para la segunda forma.

  • Estimación simplificada

Esa  la que la mayoría de los autónomos se acoge en España. Además, la forma de llevar la contabilidad es más sencilla pues no obliga al autónomo llevar una contabilidad rigurosamente ajustada al código de comercio. Generalmente, su estimación se encuentra por debajo a los 500.000 euros al año.
Cabe destacar que luego de la reforma que entró en vigencia en el año 2016, la estimación objetiva que existía anteriormente quedó restringida a ciertas actividades económicas donde los autónomos no tienen cabida. Quedando sólo disponibles las dos estimaciones explicadas.
Como una forma de aclaratoria, si el cálculo correspondiente al pago de los impuestos arroja cero, de igual manera se debe hacer la declaración. Y en el caso de superar la cantidad anual establecida, los pagos trimestrales amortizarán la deuda final. De manera que, si se pasa un poco la diferencia a poner no es tan grande. Lo que supone una gran ventaja para el autónomo.
Ciertamente, las obligaciones tributarias pueden causar una gran cantidad de molestias. Una de ellas puede ser el exceso de términos contables que pudieran enredar un poco el trámite. Otra pudiera ser que por desconocimiento a nuevas herramientas estés mal gastando tu dinero. Simplifica tu vida las alternativas a la economía de tu bolsillo la puedes encontrar de forma online.
Alejandro Pacheco


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *