Autónomos y freelances, ¿por qué muchos no pueden apagar el teléfono?

Perder la llamada de un cliente que nos necesita puede ser un problema para un trabajador por cuenta propia. Por eso muchos tienen la manía, sobre todo cuando empiezan a crearse su cartera de clientes a estar siempre disponible y no apagar o restringir el uso del teléfono a partir de determinadas horas. Es por eso que los autónomos y freelances no pueden apagar el teléfono.

Y es un error, porque para el cliente, si ellos están trabajando nosotros tenemos que estar trabajando. En muchos casos aunque el autónomo no está sujeto a su organización ellos consideran que son parte de la misma. No importa que sean las 11 de la noche, tengo un problema en mi negocio y te voy a llamar.

Podemos pensar que se trata de una urgencia, de algo grave, pero la realidad muchas veces es otra. Los clientes llaman cuando pueden, cuando han tenido un respiro en su actividad. No importaría si se trata de un mensaje al teléfono para notificar algo que se hablará al día siguiente, pero otras veces directamente se molestan si no se responde.

Y esto afecta directamente a nuestra vida familiar. Al principio puede que todo se tolere porque el negocio está arrancando, porque ahora las horas de más que se trabajan van en tu propio beneficio, porque no se puede contratar a nadie más, etc. Pero al final si no salen las cuentas tenemos un problema.

Porque podemos quedar atrapados en el autoempleo, que nuestro modelo de negocio no de más que para mantenernos y llegar a final de mes. Y esto supone un problema. Ya no se coge el teléfono al cliente por si se enfada, de coge el teléfono a cualquier hora porque no podemos permitirnos el lujo de perderlo. Y lo que es peor, todo por el mismo precio.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *