¿APRUEBAS EL EXAMEN DE LIDERAZGO?

“¿Lo estoy haciendo bien?”. Si cada noche te asalta esta misma pregunta y dudas de tus capacidades como líder, vas por el buen camino. Significa que quieres mejorar y esa ambición es una gran cualidad para seguir creciendo al mando del timón de tu empresa.

Pero ¿cómo puedes saber realmente si eres un buen líder? ¿Cómo estar seguro de que tu equipo no te ve del mismo modo que tú veías a esos jefes insufribles de tu pasado?

Vamos a hacer un ejercicio y un test para que tengas claridad sobre tus capacidades como líder y sepas en qué dirección debes avanzar a partir de ahora.

El ejercicio del espejo

Dicen que siempre vemos en los demás nuestros propios defectos.

Esos defectos que tanto nos molestan son en realidad un reflejo de nosotros. Es lo que se llama la ley del espejo.

Partiendo de esta teoría, vamos a hacer un ejercicio de introspección que te ayudará a considerar cómo estás tratando a tu equipo.

Seguramente, el día a día te desborda y apenas puedes pararte a reflexionar sobre tu comportamiento con el equipo, así que este es el momento.

Coge papel y boli. ¡Vamos a empezar!

  1. Haz un listado de los jefes / líderes que han formado parte de tu experiencia laboral.
  2. Pon una nota del 1 al 10 a cada uno de ellos.
  3. Quédate ahora con los jefes que han suspendido en tu calificación. Uno por uno, escribe al menos los 3 defectos que te han llevado a ponerles esas notas. ¿Qué es lo que no hicieron bien?
  4. Vuelve al listado y céntrate ahora en los aprobados. ¿Cuáles eran sus mejores cualidades? ¿Por qué admiras a esas personas?
  5. Coge un bolígrafo de otro color y marca con un círculo los comportamientos negativos que tú también puedes estar cometiendo.
  6. Marca también las cualidades positivas que crees que cumples.

Si te has tomado tiempo y has hecho este ejercicio en profundidad, en estos momentos ya tienes una serie de referentes positivos a los que acercarte y otros negativos de los que debes tratar de alejarte.

También sabes cuáles son tus peores defectos y tus mayores cualidades como líder. Pon este listado en un lugar visible.

Tener claras tus debilidades te ayudará a potenciar tus fortalezas.

Los 5 aspectos de un buen líder

En el libro How To Be a Great Boss, Gino Wickman y René Boer definen 5 áreas para autoevaluar las capacidades de liderazgo.

Vamos a ver una por una en qué consisten y después, podrás hacer un test para saber si lo estás haciendo bien, mal o regular.

#1 Doy direcciones claras

Alguien que está al mando del timón no puede titubear. Asegúrate que explicas bien a tu equipo lo que estás buscando, de forma convincente y predicando con el ejemplo.

#2 Proporciono las herramientas necesarias

Para hacer bien su trabajo, tu equipo necesita ciertas herramientas y tú eres el encargado de proporcionárselas: recursos, formación, tecnología, tiempo y atención por tu parte, el personal necesario, etc.

#3 Dejo libertad y margen para la proactividad

Si te entrometes en cómo hace las tareas cada uno de tus empleados, vas a explotar en vuelo, pero además frustrarás a tu equipo.

En lugar de eso, debes confiar y delegar. Sitúa a cada persona en el lugar correcto y déjale hacer su trabajo como profesional.

#4 Actúo con visión compartida

A la hora de tomar decisiones o actuar, piensa primero en las necesidades de la compañía y del equipo.

Transmite esa visión o propósito a tus colaboradores para que se sientan partícipes del negocio.

#5 Me tomo tiempo para pensar sobre el negocio

Si te dejas absorber por la rutina del día a día y no reservas un tiempo para pensar en tu negocio, tendrás dificultades para visualizar el futuro y tus habilidades de liderazgo estarán muy limitadas.

Los buenos líderes tienen el hábito de dedicar momentos de reflexión para trabajar en ellos mismos y en el negocio.

Lo recomendable es que te marques en la agencia un momento a la semana o incluso al día para esta acción y seas constante.

Esto te permitirá revisar tu visión, los objetivos o la estrategia de tu negocio. Es decir, poner en orden tus ideas. Así sabrás dar direcciones claras al equipo (punto nº1) y actuarás con visión (punto nº4).

Y ahora el test… ¿Eres un buen líder?

Marca sí o no con sinceridad en cada uno de estos aspectos clave para ser un buen líder.

Si tienes 4 o 5 síes es que estás haciendo un buen trabajo. ¡Eres un gran líder!

Si consigues 3 es que vas por el buen camino. Todavía necesitas mejorar para ser un líder ejemplar, pero estás muy cerca. Céntrate en mejorar esos 2 aspectos de liderazgo que se te resisten y has marcado en el test con un “no”. ¡Tú puedes!

Si solo tienes 1 o 2 síes es que necesitas mejorar en tu faceta de líder. Pon en foco en trabajar los defectos que has detectado en el ejercicio del espejo y en cumplir con los comportamientos que has marcado negativos en el test. No te preocupes. A ser líder también se aprende.

Escrito por 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *