5 frases de Albert Bandura sobre el aprendizaje social

Albert Bandura es un psicólogo canadiense que en la actualidad trabaja como profesor en la Universidad de Stanford. Sus estudios y su formación, definidos por una orientación cognitivo-conductual, se han ganado el reconocimiento del mundo por su Teoría del aprendizaje social. Con todo esto, hoy recogemos algunas frases de Albert Bandura que nos ha dejado y que nos permiten asomarnos a la manera en la que él ve a la sociedad.

Así, entre las obras de Albert Bandura cabe destacar la ya mencionada Teoría del aprendizaje social, pero también su publicación Social Learning Theory of Aggression (Teoría del aprendizaje social de la agresión). No obstante, también tiene muchas otras como Reflexive empathy (Reflexiones sobre la empatía) y Self-efficacy: The exercise of control (Autoeficacia: El ejercicio de control) que son muy interesantes. Todas ellas se centran en la sociedad y el aprendizaje.

1. Las creencias condicionan

“Las creencias de la gente acerca de sus habilidades tienen un gran efecto en esas capacidades”.

Esta primera de las frases de Albert Bandura habla sobre el poder que tienen las creencias sobre nosotros. Si pensamos que no se nos dan bien las matemáticas, por ejemplo, por mucho que nos esforcemos nuestras habilidades para poder resolverlas de la manera adecuada se verán mermadas.

Pero, en muchas ocasiones, nuestras creencias sobre qué se nos da bien o lo que podemos hacer provienen de nuestro entorno. Esto quiere decir que alguien de nuestra familia, por ejemplo, un día nos dijo que éramos muy malos en matemáticas, nos lo creímos y nos pusimos esa etiqueta en la frente definiéndonos así ante los demás a partir de ese momento. Lo positivo es que esas etiquetas pueden retirarse.

2. La psicología ayuda, no dicta

“La psicología no puede decirle a la gente cómo deben vivir sus vidas. Sin embargo, puede proporcionarles los medios para efectuar el cambio personal y social”.

Cuando Bandura desarrollaba su teoría del aprendizaje social se dio cuenta de la importancia de la labor de los psicólogos, los cuales no dictan lo que deben hacer sus pacientes sino que más bien guían a las personas en un momento en el que necesitan apoyo para resolver sus problemas.

Los psicólogos ofrecen herramientas y hacen ejercicios con los pacientes para que ellos puedan llevar a cabo los cambios que consideren para sentirse mejor. Pero estos profesionales jamás le pueden decir “tienes que hacer esto o aquello” a quienes acuden a sus consultas. Cada uno debe construir su propia vida.

3. El aprendizaje es bidireccional

“El aprendizaje es bidireccional: nosotros aprendemos del entorno y el entorno aprende y se modifica gracias a nuestras acciones”.

Pero, en muchas ocasiones, nuestras creencias sobre qué se nos da bien o lo que podemos hacer provienen de nuestro entorno. Esto quiere decir que alguien de nuestra familia, por ejemplo, un día nos dijo que éramos muy malos en matemáticas, nos lo creímos y nos pusimos esa etiqueta en la frente definiéndonos así ante los demás a partir de ese momento. Lo positivo es que esas etiquetas pueden retirarse.

2. La psicología ayuda, no dicta

“La psicología no puede decirle a la gente cómo deben vivir sus vidas. Sin embargo, puede proporcionarles los medios para efectuar el cambio personal y social”.

Cuando Bandura desarrollaba su teoría del aprendizaje social se dio cuenta de la importancia de la labor de los psicólogos, los cuales no dictan lo que deben hacer sus pacientes sino que más bien guían a las personas en un momento en el que necesitan apoyo para resolver sus problemas.

Los psicólogos ofrecen herramientas y hacen ejercicios con los pacientes para que ellos puedan llevar a cabo los cambios que consideren para sentirse mejor. Pero estos profesionales jamás le pueden decir “tienes que hacer esto o aquello” a quienes acuden a sus consultas. Cada uno debe construir su propia vida.

3. El aprendizaje es bidireccional

“El aprendizaje es bidireccional: nosotros aprendemos del entorno y el entorno aprende y se modifica gracias a nuestras acciones”.

Raquel Lemos Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *