Los autónomos pueden ser la solución a la ‘España vacía’

Sangría demográfica, la ‘España vacía’ o la ‘España vaciada’. Son muchas las formas que han utilizado diferentes asociaciones para definir una misma realidad: la despoblación rural, un problema que ha entrado de lleno en la agenda política para quedarse. No es de extrañar, cuando el 90% de la población española vive en el 30% del país, así lo aseguraron los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esto convierte a la mayoría de nuestro territorio en un páramo, un desierto demográfico condenado a la desaparición. Ante un reto de tal magnitud, en el que la falta de empleo empuja a los jóvenes a buscar oportunidades fuera del medio rural, las diferentes asociaciones reclaman medidas y presupuestos efectivos para acabar con esta lacra. Parece que en los autónomos está la clave: la falta de ellos es el problema, y el emprendimiento la solución.

“Los trabajadores por cuenta propia son determinantes, un colectivo imprescindible para fijar población en el medio rural. El objetivo es que los que ya están se queden y atraer emprendedores que fomenten la creación de empleo mediante iniciativas emprendedoras. Hay que detener la sangría actual, por eso, reclamamos actuaciones gubernamentales que faciliten el relevo generacional y la creación de nuevos negocios” explicó Teresa López, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR).

La clave está en los medios. La mayoría de personas que dejan el medio rural es por falta de recursos. La distancia, la ausencia de nuevas tecnologías o la falta de comunicaciones hacen difícil la tarea de emprender y, por tanto, obstaculizan la creación de empleo. “Cuanta menos gente hay en un municipio menos atención y servicios se le prestan a ese pueblo, por tanto, cada vez tendrá menos habitantes. Hay que parar esta dinámica con soluciones eficaces. Tenemos que ayudar al emprendedor rural y en especial a la emprendedora que, en muchas ocasiones, es de la que depende que una familia entera se marche o, se quede en el pueblo” apuntaron desde Ruraltivity, programa impulsado por FADEMUR.

La despoblación rural se ha convertido en un problema de estado. El 80% del territorio lo sufre y casi el 50% se encuentra en estado crítico. Son 14 las provincias que componen la lista de afectadas por la despoblación. Soria, Ávila, Salamanca Cuenca y Teruel son las comunidades más despobladas, con más de un 90% de sus municipios en grave riesgo de extinción – con menos de 1.000 habitantes-.

Sin embargo, según aseguraron desde FADEMUR el problema no es sólo de estos pueblos, es de todos. “Lo que tenemos claro es que no es solo cosa de la gente que vive en los pueblos, no podemos permitirnos el lujo de dejar al 80%  del territorio sin oportunidades y actividad ya que perdemos recursos muy valiosos y talentos en la mayor parte del país. La solución está en los autónomos, en fijar la población y atraer más habitantes, recordarles que el mundo rural está lleno de oportunidades esperando a ser descubiertas, cientos de nichos para emprender y sectores muy rentables” explicó la presidenta de FADEMUR.

Sin embargo, la recuperación demográfica es inviable sin la colaboración de las instituciones a todos los niveles. Desde las asociaciones que encabezan la lucha contra la despoblación se niegan a hablar de “España Vacía”. Para ellos se trata de una ‘España Vaciada’ por el olvido, por la falta de atención a la mujer -potencial fijador de población en el entorno rural- o por la escasez de medidas reales para la creación de oportunidades y empleo en los pueblos que han caracterizado las políticas hasta el momento.

Desde hace unos años, esta crisis demográfica ha entrado en la agenda política y se están reactivando diversos programas para devolverle la vida al entorno rural. ¿Cómo? Una vez más, en el autónomo está la solución.  A nivel nacional se han ido adoptando iniciativas para, en primer lugar, realizar un buen diagnóstico de la situación, y en segunda instancia proponer soluciones reales, con presupuesto incluido, para acabar con la despoblación.

Plataformas de relevo generacional

Palencia es una de las 14 ciudades en estado crítico de despoblación. Como muchas otras, ya ha propuesto soluciones abordando, en este caso, la primera parte del problema: fijar la población al entorno rural. El Ayuntamiento de Palencia, la Confederación Palentina de Organizaciones Empresariales (CPOE) y la Diputación Provincial de Palencia han puesto en marcha una plataforma que incentiva el relevo generacional. ¿Su objetivo? Poner en contacto a autónomos próximos a jubilarse con jóvenes emprendedores que quieran cogerles el testigo.

Este proyecto, ‘CPOE negocios’ consiste en una plataforma web que pone en contacto a ambas partes (al que que por edad o por distintas circunstancias ya no puede seguir con el negocio en un pueblo y al que le gustaría coger el relevo) proporcionándoles herramientas para fijar los precios del traspaso y analizar el potencial interés que tiene el negocio para el emprendedor. Esta iniciativa, respaldada con ayudas de hasta 19.000 euros, pretende no sólo fijar la población. En muchos casos, se puede atraer a jóvenes emprendedores urbanos hacia el entorno rural, hacia negocios que actualmente son perfectamente rentables y que dinamizan la economía del pueblo, crean empleo, y constituyen el freno de esta crisis demográfica.

Sin embargo, Palencia no es ni mucho menos la única ciudad en poner medios para atajar el problema. Son muchas otras  las regiones que se han unido para diagnosticar el problema y la solución. El relevo generacional es una de las herramientas. Desde FADEMUR propusieron otra: fomentar los proyectos llevados a cabo por emprendedores y, en especial emprendedoras, en el medio rural.

Emprendimiento rural con grandes resultados

Se llama Ruraltivity y está encabezando la lucha contra la despoblación rural. Impulsada por FADEMUR, esta iniciativa ha logrado en poco menos de un año poner en marcha más de 100 proyectos en el medio rural. Dando apoyo personalizado y gratuito a emprendedores, la plataforma pretende combatir el despoblamiento y envejecimiento que asola el medio rural y fomentar la igualdad de género.

Si un emprendedor en la ciudad se encuentra con trabas, esos obstáculos se multiplican en el campo. “El autoempleo en el medio urbano tiene barreras burocráticas, financieras o de orientación. En el medio rural, a todas estas, se le añaden otras como la distancia, los recursos o las comunicaciones. Imagina las dificultades que puede tener, hoy día, un emprendedor para poner en marcha un negocio sin wifi” explicó Ana María Rabadán, técnica de Ruraltivity.

Para paliar estos obstáculos, el programa pone a disposición de los emprendedores una serie de ayudas en cada una de las fases de su proyecto. Orientación y asesoramiento en las primeras ideas de negocio; desarrollo de la idea a través de recursos que pongan en marcha el proyecto de negocio; y consolidación y apoyo puntual en algunas áreas del negocio como comercialización, distribución, asesoría jurídica o replanteamiento del ámbito de mercado. Todas estas fases, aunque diferentes, tienen un mismo objetivo: fomentar el emprendimiento para acabar con la despoblación.

Medidas fiscales contra la despoblación

Desde la Red de las Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA) y la patronal CEOE se presentó un informe en el que se detallaba las medidas tributarias y rebajas en las cotizaciones sociales para los autónomos que serían necesarias para combatir de forma efectiva la despoblación que asola buena parte de España.

Fue a través de un documento encargado y elaborado por la Universidad de Valladolid donde se analizaron las soluciones para las provincias más despobladas de España. “El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre el Patrimonio (IP), el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPyAJD), el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISyD) y el Impuesto de Sociedades (IS) serían las figuras tributarias en las que se encauzarían las ayudas efectivas contra la despoblación.” Además, en el informe se simuló una estimación de costes e impacto socioeconómico que se produciría en caso de aplicarse una bonificación del 50% de la Cuota Integra de cada figura.

La propuesta es clara: Una fiscalidad diferenciada para el progreso de los territorios despoblados en España. Desde las instituciones que presentaron el informe se recalcó la importancia de la discriminación positiva a autónomos, emprendedores y empresarios de las zonas rurales para evitar la despoblación en España.

Esta propuesta, junto a muchas otras, pueden y deben llevarse a cabo para asegurar la estabilidad del conjunto del territorio. “En política, como en casi todo, cuando hay voluntad las cosas se consiguen, y a ver si tenemos la voluntad de decir que el medio rural es fantástico, que se puede vivir perfectamente en plena naturaleza y que uno puede desarrollarse tanto como quiera en la periferia de las grandes ciudades, o en un pueblo de Soria, Teruel o Cuenca. Con medidas y la colaboración de todos, estamos seguros de que esto algún día tendrá un final feliz” concluyo la presidenta de FADEMUR.

Diferencias entre actividad empresarial y profesional

Distinguir entre una actividad profesional y otra empresarial resulta clave en la elección del epígrafe del IAE, que, a su vez, determina el tipo del IVA y la retención a cuenta en el IRPF aplicables al autónomo.

Cada vez son más las personas que se lanzan a ejercer una actividad por cuenta propia. Sea por vocación, por verdadera mentalidad emprendedora, o empujados por los efectos de una crisis que les hizo perder su trabajo como asalariados. El hecho es que cada vez hay más autónomos operando en España.

Todos ellos han tenido que pasar por el proceso de hacerse autónomos, obviamente, aunque dependiendo de sus circunstancias particulares habrán hecho más o menos trámites. En todo caso, hay uno que resulta inevitable: darse de alta en el  impuesto de actividades económicas (IAE). De hecho, toda persona que lleve a cabo cualquier actividad económica en España debe ‘pasar por ese aro’, sea física o jurídica.

Para realizar esa gestión correctamente resulta crucial elegir el epígrafe del IAE que, de manera más fidedigna, se aproxime a tu actividad. Que te decantes por uno u otro tendrá después implicaciones, sobre todo fiscales, como te explicaremos más adelante. Para ello es necesario conocer las diferencias entre actividad empresarial y profesional.

Diferencias entre actividad empresarial y profesional

¿Tienes dudas sobre si ejerces una actividad económica o una actividad profesional?A nada que lleves algo de tiempo en una u otra modalidad, seguramente tendrás claras las particularidades de cada una de ellas. No obstante, y aunque resulta relativamente sencillo detectar las diferencias entre una actividad económica y una actividad profesional, te vamos a dar varios parámetros para que te sitúes.

¿Qué es una actividad profesional?

Elegir de forma adecuada el epígrafe que te corresponde en el IAE supone, de entrada, que encasilles tu trabajo como actividad empresarial, profesional o artística.Esta última es muy evidente. Pero si no eres torero, deportista de élite o tampoco te dedicas a la música, al cine, al teatro o a actividades similares, debes elegir entre las dos primeras opciones. Ello te llevará a la asignación posterior del epígrafe del IAE, cuya lista, aunque inmensa, también es muy específica, tratando de aglutinar la Agencia Tributaria al máximo de perfiles profesionales posible.

A pesar de que siempre conviene analizar cada caso de forma minuciosa, para que te hagas una idea, las actividades profesionales son aquellas que desarrolla una persona física de forma individual y directa. Suelen asociarse a abogados, arquitectos, notarios o veterinarios, entre otros. Si bien todos ellos encajan en esa fórmula, también caben en esa definición profesionales como los profesores y los agentes comerciales o de seguros, por ejemplo. Ello a pesar de que no suele asociárseles tanto a esta categoría, en la que es muy común que sus miembros formen parte de un colegio profesional.

¿Qué es una actividad empresarial?

Sin embargo, se entiende por actividad empresarial la que tiene lugar dentro de una organización. Por ejemplo, un arquitecto que monte una empresa de construcción o que un veterinario haga lo propio respecto a un centro de atención para animales.

Con todo, ten en cuenta que una misma actividad puede incluirse tanto en el campo de las profesionales como en el de las económicas.

¿Por qué es importante distinguir entre actividad empresarial y profesional?

Las diferencias entre actividad empresarial y profesional carecen de relevancia en algunos sentidos. Sin embargo, tienen un papel fundamental en la elección del epígrafe del IAE en el que finalmente enmarques tu actividad. En función de que sea uno u otro, el tipo sobre el impuesto del valor añadido (IVA) variará, así como la retención a cuenta que te aplicarán en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Aquí te contamos, por cierto, las actividades exentas de IVA.

Así que, desde el punto de vista fiscal, se diferencia igualmente la actividad profesional de la empresarial. Por un lado, se considera un autónomo profesional a aquel que, actuando por cuenta propia, desarrolla personalmente la actividad de que se trate. En el segundo caso tiene cabida un empresario cuando la actividad se ejerza como como servicio para una organización empresarial, desvinculada formalmente de la personalidad intrínseca del profesional.

Tributar como actividad empresarial o profesional

De forma más concreta, la persona que vive de una actividad profesional incluye un porcentaje del 15% en concepto de retención del IRPF en las facturas para empresas u otros empleados por cuenta propia. Recuerda, eso sí, que puede quedarse en menos de la mitad -el 7%- durante el primer trienio de actividad si así lo deseas.

De la misma manera, los trabajadores que llevan a cabo una actividad profesional están exentos tanto de aplicar retención en las facturas que se corresponden a servicios dados a particulares como de presentar pagos a cuenta del IRPF mediante el tan conocido Modelo 130 de Hacienda. Siempre, eso sí, que el 70% de los ingresos logrados en el año natural inmediatamente anterior se encuentren sometidos a retención.

Por su parte, las personas dedicadas a una actividad empresarial emiten facturas que no se hallan sujetas a retención. Sin embargo, sí tienen la obligación de liquidar el Modelo 130 de la Agencia Tributaria.

Actividad empresarial y profesional al mismo tiempo

Dependiendo del trabajo que realices, puede llegar a darse un solapamiento entre tu actividad profesional y la empresarial que te lleve a darte de alta tanto en un epígrafe empresarial como en otro profesional del IAE. Esa posibilidad suele darse en situaciones de pluriempleo, al llevar a cabo una tarea profesional por tu cuenta y otra bajo el paraguas de una empresa. Si estás en esa tesitura, te tocará aplicar retenciones únicamente a las facturas que se encuentren relacionadas con el primer supuesto citado y no con el segundo.

Vía: Gestión Pyme

Si pudieran elegir, dos de cada tres autónomos trabajarían por cuenta ajena

Según una reciente encuesta llevada a cabo por Adecco (PDF) a más de 500 freelances sobre las ventajas del autoempleo, si pudieran elegir dos de cada tres autónomos trabajarían por cuenta ajena a tiempo completo, sobre todo porque sus ingresos serían más estables y tendrían más tranquilidad.

Sin embargo no todo es negativo, puesto que la mitad de ellos reconocen tener una actividad bastante estables. También uno de cada dos admite que lo mejor de ser autónomo es ser su propio jefe (53%) o establecer su propio horario (46%). A esto se suma que un 60% afirma sentirse más feliz desde que trabaja por cuenta propia.

Hay que tener en cuenta que la encuesta tiene un sesgo importante, ya que casi la mitad de los autónomos que la han realizado llevan entre uno y dos años dentro del colectivo y casi la misma cantidad trabajan desde casa. Esto nos da una idea del tipo de colectivo a la que hace referencia la encuesta.

Por eso no es extraño ver que dos de cada tres son autónomos por necesidad. Montaron su negocio trabajando desde casa en mayoritariamente sin financiación bancaria, o bien tirando de ahorros o con ayuda de familiares y amigos. Un tercio de ellos son TRADE.

A esto hay que sumarle que como media declaran trabajar como media unas 7,75 horas al día, pero su dedicación media es de 5,46 días a la semana. La media que cobran por su trabajo es de unos 17,45 euros, lo que se traduce en unos ingresos, lo que supone alrededor de unos 3.000 euros mensuales brutos, sin descontar gastos, IVA, IRPF, etc. Esto sitúa sus beneficios entre los 1200 y 1500 euros al mes.

No es un salario tan alejado de lo que muchos de ellos podrían lograr si dan el salto a una empresa, algo que sin duda incita a que sea mucho más fácil para ellos aceptar una oferta que cumpla con sus expectativas. Pierden autonomía, pero ganan seguridad, ya que no todos los meses van a tener los mismos ingresos.

¿Cómo sobrevivir si tienes dos empleos?

En los tiempos que corren, afortunados son los que en su labor profesional, sólo trabajan para una empresa. Entre que los sueldos son bajos, las facturas se acumulan y hay que comer, lo habitual es compaginar dos empleos para poder obtener un sueldo digno.

El escenario actual dibuja dos perfiles: el trabajador que triunfa gracias a su esfuerzo, siendo su propia empresa, cuando en realidad lo que quiere decir es: trabaja las 24 horas y vive para trabajar. Por otro lado, están quienes añoran el contrato y el trabajo en una fábrica o empresa, como lo hicieron sus padres y tienen pensamientos idealistas.

El pluriempleo no tiene acento español

Basta con charlar con cualquier persona que viva en Suecia, Alemania…, para comprobar que compaginar dos trabajos es la única solución para mantener una familia de tres, por poner un ejemplo.

Cuando se habla de conciliación, de permisos por maternidad o paternidad, nos preguntamos: ¿Se tiene en cuenta esta situación? ¿Se habla entre la clase política y sus discursos de este retroceso? ¿Cómo puede conciliar una persona que apenas tiene tiempo de dormir y de comer?

¿Es Alemania el ejemplo a seguir por España?

La tendencia de los «minijobs» entre los ciudadanos alemanes está en alza. Lo habitual es trabajar entre semana y el fin de semana destinarlo a otro empleo para completar el sueldo. Esto no quiere decir que todos los alemanes tengan que optar por esta salida para llegar a fin de mes.

Pero si trasladamos el pluriempleo a nuestro país: En España hay 448.200 personas pluriempleadas, es decir, que combinan dos o más trabajos al mes, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE.

Tras la crisis, los nuevos empleos que se crean reúnen todas las condiciones de precariedad: rotación, temporalidad, tiempo parcial,… ¿Y en qué se traducen estos datos? En vivir para trabajar, en trabajar para pagar facturas y en una brecha cada vez mayor entre una parte de la población y otra.

El individualismo, el hambre de trabajo y algunos discursos que han calado entre aquellos que no pueden sobrevivir con un sueldo, nos lleva a reflexionar: ¿Vamos por el mejor camino? ¿Hemos retrocedido en comparación con nuestros padres? ¿Lo cool es vivir para un empleo o dos?

Vida profesional y personal, ¿cómo puede separarlas el autónomo?

Uno de los factores de estrés que afectan a muchos autónomos es la interconexión entre su vida profesional y personal. Recibir llamadas de clientes fuera de horas que necesitan que les atendamos urgentemente aunque sea domingo y estemos con la familia de viaje es un ejemplo de ello. Pero ¿cómo puede separar el autónomo su vida profesional y personal?

Estamos hablando de que vivimos en un mundo hiperconectado, donde en todo momento somos susceptibles de recibir un mensaje, una llamada de alguien que tiene un problema. Y no importan las horas, porque con el paso del tiempo el autónomo se da cuenta que si tu cliente está trabajando, tu también tienes que estar trabajando.

Esto provoca que sea muy difícil descansar, pero sobre todo desconectar. Tener un día en el que no estemos pensando en el trabajo. Si a esto le sumamos otras cuestiones como el trabajo remoto o escasos días de vacaciones no es raro encontrar a muchos autónomos que están a un paso de tener un grave problema de salud provocado por este estrés.

Las esferas laborales y personales del autónomo no pueden mezclarse

Para poder tener un poco de tranquilidad es imprescindible que esta separación de vida profesional y personal empiece por el móvil. Lo ideal sería que al iniciar la actividad se hubiera adquirido una línea diferente, pero es algo que muchas veces no ocurre. Si lo hacemos una vez arrancado el negocio, muchos no son partidarios de facilitar el nuevo número a sus clientes para que lo cambien. En estos casos los que suele hacerse es que la nueva línea contratada sea de uso personal, y la que ya teníamos dejamos el teléfono en silencio fuera de horas de trabajo.

También es importante utilizar WhatsApp para empresas, que nos permite definir un horario en el que los clientes pueden contactar con nosotros. Ahora que hemos separado el entorno profesional, del personal, es más fácil hacerlo. Por supuesto el correo electrónico también tenemos que tener una cuenta profesional, separada de la personal.

En nuestro ordenador portátil tenemos que hacer el mismo ejercicio. Basta abrir dos sesiones diferentes, una para uso profesional y otra para uso personal. Pero en función de nuestros hábitos de navegación, lo ideal es tener un ordenador solo para el trabajo. Nadie quiere que por descargarnos algo de internet para uso lúdico tengamos un problema con datos de clientes, la LOPDPGDD, o simplemente que cuando tengamos que presentar impuestos no nos funcione algo.

Un ejercicio de autocontrol personal

Por último es necesario hacer un ejercicio de autocontrol personal. No podemos perder la perspectiva de que nuestro trabajo nos permite cumplir una serie de objetivos y sueños que tenemos en la vida. No vivimos para trabajar, trabajamos para vivir.

Seguramente al principio costará mucho dejar el móvil en silencio. ¿Y si llama un cliente? ¿Y si me entra un mensaje y no lo he leído? ¿Voy a perder clientes si no respondo al momento? Si hemos acostumbrado a nuestros clientes que podían contactar con nosotros a cualquier hora, también será complicado para ellos asumir que la situación ha cambiado.

Pero es necesario mantenerse firme. Si hemos hecho esta separación entre vida profesional y personal es porque nosotros somos los que no podemos seguir como hasta ahora. Y la mayoría de los clientes lo entenderán y quizás aquellos que no estén conformes no supongan un porcentaje de nuestra facturación tan apreciable como para no dejarles ir.

La mitad de los autónomos españoles lleva más de cinco años al frente de su negocio

Un nuevo informe realizado desde ATA subraya que la prolongación de la tarifa plana ha funcionado e indica que uno de cada dos autónomos españoles -persona física- ya lleva un lustro al frente de su negocio.

Un reciente análisis de ATA revela que dos tercios de los autónomos españoles llevan al frente de su negocio más de tres años, mientras que uno de cada dos supera el lustro de actividad profesional. De los 3.253.039 autónomos que había en España a 31 de diciembre de 2018, 1.993.902 son autónomos persona física (61,3%), es decir, seis de cada diez. Por otro lado, el 38,7% de los autónomos están dados de alta con algún tipo de sociedad, es decir, 1.259.137 personas.

Una de las tendencias es el incremento de ambos tipos de trabajador por cuenta ajena en nuestro país durante el pasado ejercicio. Según datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, los autónomos persona física subieron un 1,6% -sumando un total de 31.128 emprendedores nuevos-, mientras que aquellos dados de alta en el RETA con algún tipo de forma jurídica subieron +1,7%, implicando 21.597 profesionales añadidos. 

En lo tocante a los 1.993.902 autónomos persona física existentes en España se observa una tendencia positiva de consolidación de los negocios, que han visto reducida su tasa de mortalidad. Como registran desde ATA en base a los datos oficiales, el 66,7% de los negocios atesoran más de tres años de antigüedad, y algo más de la mitad (el 54,7%) lleva más de cinco años de actividad. Solamente uno de cada seis autónomos (16,7%) no supera el año de vida. Entre estos últimos se refleja el triunfo de la ampliación de la tarifa plana, ya que esta clase de emprendedores ha subido un 40,6%.

El 86% de los autónomos cotiza por la base mínima

La gran mayoría de los profesionales por cuenta propia -seguimos hablando de persona física- cotizan por la base mínima. De forma más concreta, lo hacen el 86% frente a únicamente el 0,7% del total (14.262 autónomos) cuya base de cotización se sitúa en más de tres veces de la base mínima. De este modo, existe solamente un 14% de los autónomos persona física que cotiza por una base superior a la mínima que establece la Seguridad Social.

El impulso emprendedor y su crecimiento está sostenido por las mujeres, cuyo emprendimiento ha crecido un 2,8% a lo largo de 2018 frente al 0,9% registrado por los varones. De los 31.128 autónomos persona física que sumó el RETA en 2018, el 62,2% fueron mujeres frente al 37,8% de varones (11.772 nuevos emprendedores hombres y 19.356 emprendedoras).

Las edades medias se siguen situando en el espectro de la madurez, siendo pocos los jóvenes que se decantan por esta modalidad laboral. Casi uno de cada dos autónomos tienen edades comprendidas entre los 40 y los 54 años. Mientras que el 26,8%, tiene más de 55 años, solamente el 1,9% de los autónomos persona física tiene menos de 25 años. De dichos datos se infiere que siete de cada diez autónomos (el 72,7%) de los profesionales por cuenta propia cotizando a la Seguridad Social en diciembre superaban los 40 años.

Pocos autónomos se inclinan por la pluriactividad (6,1%), siendo un total de 121.652 los autónomos persona física que cotizan en el Régimen General y en el de Autónomos a fecha de 31 de diciembre. Si atendemos a los sectores en los que hay más y menos profesionales independientes, comercio, construcción y agricultura concentran al 44,7% del total, en contraposición a ámbitos poco copados como las actividades inmobiliarias, que solamente ocupan al 1,1% de los autónomos persona física.

Otro fenómeno a destacar es el aumento de autónomos de otras nacionalidades, que ya alcanzan el 10,5% del total de autónomos persona física(209.896 personas a 31 de diciembre de 2018) y que crecen a un ritmo (10,4%) mucho mayor que los autónomos de nacionalidad española (0,6%). Para terminar, la creación de empleo por parte del colectivo sigue siendo notable, puesto que uno de cada cinco tiene por lo menos un trabajador a su cargo -el 21,8%, lo que equivale a dar trabajo a 434.104 personas-.

Andrea Núñez-Torrón Stock

7 pasos para elaborar un presupuesto eficaz todos los meses

Tener un presupuesto es lo mejor que puedes hacer para tu situación financiera, y también para tu salud: la tranquilidad que te dará tener control sobre tus finanzas es inigualable. Te revelamos 7 pasos para elaborar un presupuesto para ahorrar todos los meses.
El primer paso para empezar a ahorrar dinero está en elaborar un presupuesto mensual. Si esperas a que mágicamente quede algo de dinero en tu cuenta bancaria al final de todos los meses vas mal encaminado: necesitas tener control sobre tu dinero y un plan para gestionarlo. more «7 pasos para elaborar un presupuesto eficaz todos los meses»

El pequeño negocio, también tiene sus propios influencers

La noticia de que Miguel Indurain, Enrique Martín y Koldo Rodero, en apoyo del pequeño comercio me ha hecho reflexionar sobre el poder que tiene y ha tenido un nombre conocido asociado a una marca. Las ventajas de contar con un personaje conocido asociado a tu negocio, depende de las dimensiones del mismo.
Con una marca grande, es fácil que el personaje vampirice el producto, pero no hay nada más entrañable que personajes a los que admiramos por su sencillez apuesten por algo que tiende a desaparecer como son las tiendas de nuestros barrios y ciudades. more «El pequeño negocio, también tiene sus propios influencers»

¿Cuáles son las salidas profesionales del psicólogo?

La psicología es una ciencia que puede ser considerada reciente y por ello las salidas profesionales del psicólogo para muchos son desconocidas, incluso si se trata de estudiantes de psicología. Cuando alguien nos dice que está estudiando psicología, lo primero que se nos viene a la cabeza es la imagen del psicólogo clínico realizando sesiones de psicoterapia, sin embargo esta solo es una de muchas salidas profesionales. more «¿Cuáles son las salidas profesionales del psicólogo?»

Ahora que tienen mejores coberturas, ¿dejarán de ser los autónomos superhéroes?

Uno de los datos que se repiten año tras año en el colectivo de los autónomos es el escaso número de bajas que se toman. Parece que los miembros de este colectivo nunca se ponen enfermos. Al menos nunca solicitaban la baja por enfermedad común. El problema era sobre todo que si no trabajas no cobras, cosa que ahora que tienen mejores prestaciones cambia, al menos en parte. ¿Dejarán entonces los autónomos de ser superhéroes? more «Ahora que tienen mejores coberturas, ¿dejarán de ser los autónomos superhéroes?»